Me Despedí del Padre, Ahora del Hombre

A quien pueda interesar:

Hoy recibí la noticia del fallecimiento de mi padre, quien tuviera años luchando con problemas de hipertensión. Su rutina diaria estuvo siempre llena de retos, propios de quien sobrevive un ACV. A veces sorprendente, a veces frustrante.

Nuestra1931076_60220160864_4925_n.jpg relación hace muchos años dejó de ser la de padre/hija. Desafortunadamente nuestra historia estuvo marcada de ausencias, de errores de adultos que hacen madurar a los niños aceleradamente para entenderlos. Desde muy temprano enfrenté la realidad de que mi padre no era un héroe, más bien era un reto de entender y sin saberlo, el arquitecto y respuesta a lo que serían mis propios retos.

El rencor nunca tuvo cabida y logramos tener un relación cordial y por un tiempo hasta laboral. Crecer sin mi padre cerca fue el mayor testimonio del peso que tiene la genética en nuestras vidas. ¿Cómo si no explicar que haya adoptado sus manierismos, palabras, alergias, problemas de salud, opiniones (algunas) y sentido del humor?

Alexy González no tenía disposición de padre, he allí lo controversial de una vida donde dejó 5 hijos. Sus sueños eran más bien profesionales y de realización personal. Fue intelectual, inteligente, crítico, analítico y por un tiempo y a su manera, muy amoroso. Y sobre todas las cosas, fue el gran amor de mi madre. Pero era su propia inteligencia lo que le impedía engañarse sobre las repercusiones de los errores cometidos. El poco se movía por emociones, más bien por lógica.

¿Saben por qué me atrevo a decirles cómo era? Porque muchas de esas características las compartimos. Y a pesar de nuestra limitada relación y de cualquier reclamo que tuviera hacia el padre, yo entendía al hombre. Yo entendía sus ambiciones porque son las mías. Yo comprendía de sus limitaciones en el ámbito personal porque son las mías. Y me evalúo constantemente porque se que tengo la tendencia a cometer los mismos errores. Pero es mi deber con la vida y el mejor honor que puedo rendirle a mi padre no cometerlos. Una forma de reivindicación endosada. Como en el escondite, ¡yo libro por todos!

Al padre le dije adiós hace tanto tiempo que ya no distingo el momento. Del hombre me despido hoy. Se que ha llegado tu momento de descansar y que dejaste muchos sueños pendientes. Haré lo posible por cumplir los míos y sé que seguramente te verías identificado en ellos.

Puedes estar tranquilo de que recordaremos lo bueno de tu vida y de que al menos yo, te entendí profundamente.

Descansa en paz.

Te despido con una canción que siento describe a la gente como tú y como yo

podría haberte dicho que me importas.
eso… y un millón de cosas. pude hacerlo
y no lo hice y no sé por qué.
será porque es más fácil escribirlo
o demostrarlo, que
montar un numerito de esos de fatalidad,
según lo que establece el reglamento
del aparentar.
Podría haber llorado un mar de lágrimas
saladas, arrojarme a los abismos
y partirme en dos el alma, desatar la tempestad
y el huracán de mi garganta,
y confesar desesperado que no puedo con mi rabia.
Aunque en mi actitud no soy tan evidente,
no puedo sufrir más.
que el dolor cuando es por dentro es más fuerte,
no se alivia con decírselo a la gente.

Alejandro Sanz – Si Hay Dios

 

Anuncios

Un comentario en “Me Despedí del Padre, Ahora del Hombre

  1. Muy profundas y acertadas tus palabras!! la lógica las acompaña, pero lo sentimientos también. Un gran abrazo Gaby para ti y para Isabel, dale por fa mis saludos!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s