Escritora de Día, Mesera de Noche

¡Buenas buenas! En mi post anterior les comentaba de mi opinión sobre el término ‘comenzar desde cero’ y la connotación que le llegamos a dar. Hoy les quiero contar sobre una inminente realidad migratoria, que es trabajar en cosas que no necesariamente tienen que ver con tu experiencia profesional.

Mesera

En mi caso, recientemente he tenido la oportunidad de trabajar como mesera en un restaurante Mexicano. ¿Cuánta experiencia tenía atendiendo mesas? ¡Cero! ¿Cuánto sabía de comida Mexicana? ¡Le llamaba fajitas a las tortillas!

En Estados Unidos al igual que en muchos otros países con cultura de servicio, ser cocinero, mesero, bartender, portero, cajero o barista son trabajos sumamente comunes. Te puede atender un adolescente buscando dinero extra en sus vacaciones o una señora que se dedicó su vida entera a ser mesera. Y la verdad, nadie se sorprende.

¿Necesita Algo Más?

Lo principal para adaptarte a un empleo que nunca habías tenido es la disposición de aprender a hacerlo. Cada sitio tiene sus reglas y procedimientos, que seguramente están allí por algo. Lamentablemente me ha tocado ver a algunos coterráneos estrellarse por llegar con esa actitud chocante de “sabelotodo”.  

Yo ciertamente no me las sé todas. Obviamente tengo opiniones, pero no veo por que tendría que ventilarlas en todo momento o tratar de cambiar los procedimientos para que se adapten a mi.

Años atrás no sabía cómo hacer una llamada fuera de Venezuela y terminé trabajando de operadora internacional. Por mucho tiempo creí no tener paciencia para enseñar y descubrí que me gustaba dar clases de Inglés. Durante mis pasantías de la universidad comprobé lo que ya me temía, ¡que no me gustaba para nada mi carrera de pregrado!

auditoria.png
De mi época de auditora

Más tarde me encontré trabajando en una oficina de Asiáticos en Australia asesorando a estudiantes internacionales y luego auditando ticketsitos de punto de venta en un supermercado. Es decir, ¡cualquier cosa puede pasar!

Con ese pequeño curriculum vitae lo que les quiero decir es que toda experiencia laboral va a contribuir en algo a sus vidas. Puede ser enseñarles paciencia, reforzar o cambiar sus conceptos de ética, entrenarlos en un oficio nuevo o en definitiva corroborar lo que no les gusta.

Ni tan Calvo ni con dos Pelucas

¡No! No me volví de repente una autoproclamada guía inspiracional. No sé por cuánto tiempo dedicaré mis noches a la vida de mesera. Me duele el hombro de cargar la bandeja y llego a casa con un delicioso olor a chimichanga bien frita. Pero quiero invitar a los que me lean a recordar que hay problemas muchísimo más graves en el mundo.

Recuerden los motivos que los han traído al sitio donde están, dense la oportunidad de descubrir hacia dónde quieren ir y definan qué hacer para lograrlo. Ahora, que funcione o no ya es otra cosa. Supongo que todo depende de lo que usted considere un éxito. Pero que no se diga que el intento no se hizo.

¡Buena suerte!

P.D. Tanto acceso diario a gente distinta me ha dado mucho material para este parloteo. ¡Por ahí tengo unas cuantas historias acumuladas!

 

Anuncios

2 comentarios en “Escritora de Día, Mesera de Noche

  1. :O La reliquia de Auditoria *.*.. Aun la tenemos Gary.. Desde acá del Líder te mandamos saludos y el mayor de los éxitos!!

    P.D: ya no contamos los tickesitos, encontramos una manera más fácil y segura de cuadrarlos 😉 jeje

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s